5 años de garantía

en todos los productos

Coches de bateria para niños


Hay 19 productos
Coches de bateria para niños

¿Quieres comprar coches de batería para niños? ¡En nuestra tienda online hallarás una extensa variedad de vehículos de batería infantiles fabricados por las mejores marcas del mercado, lo que garantiza su excelente calidad y eficacia!

El coche de batería que tu hijo se merece

Los coches de batería para niños suponen una gran revolución para los padres ya que ayuda a que sus hijos puedan desarrollarse en muchos aspectos. Por una parte, ayudan a mejorar la movilidad, el equilibrio y la coordinación de manos, brazos, piernas y pies. Además, realizan ejercicio físico al aire libre y aumentan la confianza en sí mismos al ser responsables de un vehículo. Los coches de batería para niños se adaptan a cualquier edad, habiendo distintos modelos para cada franja. Por ejemplo, para niños de entre 1 y 3 años, se recomienda seleccionar un coche de baja potencia (6v que llega a 3 km/h) o de doble velocidad. Para los de entre 4 a 8 años es mejor una potencia más elevada de 12v (alcanzan los 7 u 8 km/h) y optar por un modelo todoterreno para que se convierta en un explorador. En caso de que tengamos dos hijos, se puede comprar uno de los coches de baterìa para niños que incorporar dos plazas. Uno de los puntos más importantes es escoger un coche de batería que incorpore medidas de control complementarias como el radio control que posibilita que conduzcamos nosotros el coche sin que se den cuenta. En nuestra tienda online, encontrarás todo tipo de modelos de coches de baterias para niños.

Características de los coches de batería para niños

Los coches de batería para niños son vehículos en miniatura, con las mismas características que un coche real, especialmente diseñados para uso infantil.

La mayoría cuentan con una única plaza, aunque se pueden adquirir con dos plazas, y están equipados con volante, claxon, marcha atrás, luces, y hasta hay modelos que permiten escuchar música conectando un mp3.

Tipos de coches de batería infantiles

En el mercado encontramos diversos tipos de coches de batería infantiles, con más o menos potencia, que se ajustan a las necesidades de cada niño.

Por ejemplo, para niños de entre 1 y 3 años, se recomienda seleccionar un coche de baja potencia (6v que llega a 3 km/h) o de doble velocidad, mientras que para los que tienen entre 4 a 8 años es mejor una potencia más elevada de 12v (alcanzan los 7 u 8 km/h), u optar por un modelo todoterreno para que se conviertan en exploradores.

También, podemos distinguir diferentes clases de coches de batería para niños en función del diseño que presentan, ya que muchos son imitaciones casi perfectas de modelos reales.

Precios de los coches de batería para niños con radio control

El precio de los coches de batería para niños con control remoto fluctúa en función de su potencia y prestaciones, de manera que un coche sencillo para niños de menor edad, nos puede costar alrededor de 70/100 euros, mientras que los modelos más sofisticados y avanzados con un sistema de conducción similar al de un auténtico vehículo, tienen un precio de entre 350 o 400 euros.

Coches de batería para niños con mando a distancia

Los coches de batería para niños con radio control o con mando a distancia son la opción idónea para garantizar la seguridad de los pequeños, tanto cuando son demasiados pequeños y no pueden conducir por sí solos, como cuando son más grandes pero no calculan bien los riesgos o son un poco traviesos.

Con los coches de batería con mando a distancia, podremos dirigir nosotros el vehículo sin que el pequeño se dé cuenta, deteniéndolo o cambiando de dirección cuando esté en peligro.

Beneficios de los vehículos de batería para niños

Los coches de batería para niños son el mejor regalo que un padre le puede hacer a su hijo, debido a que aparte de proporcionarles horas y horas de diversión, les ayudan a desarrollarse en muchos aspectos.

Por una parte, el ejercicio de balanceo al subirse y bajarse del vehículo y la necesidad de coordinar manos, brazos, piernas y pies para la conducción hace que aprendan a moverse de maneras complejas, contribuyendo a mejorar su movilidad y equilibrio. .

De igual modo, aumentan la confianza en sí mismos, al ser responsables de un vehículo, dado que son los únicos (o al menos lo creen) responsables de sí mismos, del recorrido del vehículo y de las consecuencias de una mala conducción.

Asimismo, les enseñan a orientarse correctamente, distinguiendo entre la izquierda y la derecha, incrementan su capacidad de percepción, al tener que tomar decisiones rápidamente, y hacen que los niños salgan de casa, siendo una gran alternativa de diversión frente a los videojuegos y las tablets.

¿Son seguros los vehículos de batería infantiles?

Los coches de batería para niños con control remoto son sometidos a estrictos controles de calidad e incorporan medidas de seguridad complementarias, como un freno eléctrico, cinturón, o el sistema de radiocontrol del que hemos hablado previamente, de forma que son vehículos muy seguros.

Sin embargo, hemos de mantener unas mínimas medidas de seguridad, supervisando su uso en todo momento y evitando emplearlos en carreteras o en cualquier otro tipo de vía en la que pueda existir circulación vial (únicamente deben utilizarse en lugares cerrados y bajo control como parques).

¿Dónde comprar coches de batería para niños?

Puedes comprar coches de batería para niños en cualquier tienda especializada en juguetes u objetos de ocio. Eso sí, es importante que verifiques que el producto posee garantía debido a que, como es un vehículo eléctrico, puede presentar algún tipo de problema de fábrica, por lo que la garantía resulta esencial.

En este sentido, en nuestra tienda online ofrecemos hasta cinco años de garantía al comprar coches de batería para niños de cualquier tipo.

Además, todos los coches de batería para niños teledirigidos de nuestra tienda online cuentan con el respaldo de las grandes marcas que los fabrican, reputadas a nivel internacional.