¿Es el patinete eléctrico una alternativa real al coche en las grandes ciudades?

Desde hace un par de años la popularidad de los patinetes tuvo un crecimiento exponencial pues dejó de ser considerado como un juguete  o un movimiento pasajero pues cada vez más adultos, empresas y hasta sistemas de transporte lo incluyeron en su lista de prioridades, lo que dio pie a un movimiento que está avanzando a pasos agigantados.

Tal ha sido el progreso y evolución de estos dispositivos que hoy, sin dudarlo, podemos afirmar que se trata de una alternativa real de transporte para las grandes ciudades del mundo.

Expondremos varias razones que nos impulsan a hacer tal afirmación, así nos dirás al final del post si opinas lo mismo que nosotros.

Regulación del uso

Desde que varias ciudades de España y otros países europeos empezaron a crear normas y reglamentos internos para clasificar este tipo de vehículos y sus usos dentro de la ciudad, se podría decir que este medio de transporte se estaba haciendo presente en las calles con fuerza. Con la aplicación de estos reglamentos, se normaliza y acepta el uso en la ciudad, lo que se considera, desde el aspecto legal, como la conquista de un nuevo espacio.

Diversidad de modelos

Es probable que sientas que esta es una razón mercantilista o que solo favorece a los fabricantes, distribuidores y vendedores de los patinetes eléctricos, pero va más allá de lo que parece. Pensemos en esto: el mercado obedece a una ley básica de oferta y demanda, si se están diseñando nuevos equipos, con mayor capacidad y variedad de modelos, quiere decir que desean responder a la necesidad que se está generando.

También recuerda que estamos frente a un dispositivo que se adapta a las necesidades de las personas, si desean hacer trayectos largos o cortos, si quieren viajar con o sin sillín, si prefieren las calles y avenidas o buscan vías alternas e irregulares.

Apoyo de grandes empresas

Desde entes gubernamentales como cuerpos de policías hasta grandes sistemas de transporte como Uber, quien se asoció con una empresa fabricante y evalúa ofrecer su propio servicio con estos dispositivos, respaldan su uso para mejorar el tránsito de los habitantes y turistas en las ciudades.

Y si fuera poco, para los efectivos de seguridad es una herramienta para cubrir distancias más amplias a la hora de hacer lo labor de patrullaje.

Proyectos de emprendimiento

El patinete eléctrico funciona perfectamente para llevar a cabo labores de delivery de productos desde cualquier comercio, con la ventaja de poder tomar vías alternas y poder huir así del tráfico en las horas con mayor afluencia de coches. Y si esto te parece poco, te liberas de las preocupaciones por pensar en un espacio para aparcar el coche.

Consentimiento de organizaciones ambientalistas

Las máquinas y dispositivos que cambian los hábitos de consumo y reducen el impacto negativo en el medio ambiente siempre serán bien recibidas por los ambientalistas, tal como sucede con los patinetes eléctricos, pues no generan emanaciones tóxicas al momento de ser usados.

Si necesitas más razones, podemos mencionarte que es un equipo económico, plegable y accesible para cualquier tipo de persona, sin importar su género ni edad.

Es momento de dejar a un lado al coche y darle la bienvenida al patinete eléctrico.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Mas información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar